Recatistas son el alma de México…

Anuncios
Imagen | Publicado el por | 1 Comentario

El cinísmo de PRI, PAN y PRD no tiene límites…

.Primero llamaron a López Obrador oportunista por proponer ayuda de partidos a los damnificados de los temblores… Ahora se cuelgan de su idea…

El PRI, PAN, PRD a todas luces son cínicos oportunistas ...

Publicado en AMLO, General, PANazis, Peña Nieto, PRD, PRInosaurio | Deja un comentario

La partido cracia se solidaríza…

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

México en ruinas… 2017

http://www.jornada.unam.mx/2017/09/21/politica/007n2pol

.

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

La tragedia es nacional

La tragedia es nacional

la Jornada

Las catástrofes provocadas este mes por diversos fenómenos naturales han golpeado a extensas regiones del país y han dejado muertos y heridos, así como una cuantiosa destrucción material y económica, en un mapa tan vasto que va desde el estado de México e Hidalgo hasta Chiapas y Tabasco, y desde Veracruz hasta Guerrero, pasando al menos por Ciudad de México, Oaxaca, Morelos y Puebla. Además de la pérdida parcial o total de la vivienda que han sufrido centenares de miles de personas en esas entidades, los meteoros y los sismos han arruinado cosechas y destruido sitios de trabajo, edificios públicos y religiosos, lo que multiplica las pérdidas patrimoniales y coloca en un horizonte de total incertidumbre a un numeroso sector de la población.

Ciertamente, tanto el sismo del 7 de septiembre como el ocurrido antier, en trágica coincidencia con la fecha en que se conmemora el terremoto de 1985, han suscitado una conmovedora respuesta de solidaridad social que ha llevado a incontables ciudadanos de buena voluntad a organizarse de manera espontánea en brigadas para ayudar en las tareas de rescate, a organizar caravanas para transportar comida y medicamentos a los sitios afectados, a acudir a los centros de acopio para llevar toda suerte de vituallas y a consagrarse horas, días y semanas a la clasificación, embalaje y transporte de la ayuda recabada. Organizaciones no gubernamentales, institutos políticos, instituciones públicas y empresas privadas han confluido en un formidable esfuerzo colectivo que pasa por el salvamento de vidas, la atención de los heridos, la recuperación de los cuerpos de los fallecidos y el alivio a los damnificados.

Debe señalarse, sin embargo, que el peso mediático, político, económico, demográfico y cultural de la ciudad capital, así como el poderoso simbolismo de la fecha del sismo de hace dos días ha inducido una concentración de los reflectores y de las iniciativas de ayuda, en momentos en los que ni siquiera ha concluido la evaluación de los daños en Chiapas y en Oaxaca. En esas dos entidades, así como en Morelos, Puebla y regiones rurales del estado de México y de Guerrero, la dispersión de las poblaciones y las deficiencias en caminos y comunicaciones hacen imposible una respuesta solidaria tan dinámica como la que tiene lugar en Ciudad de México. Sin embargo, si se considera la extensión y el tamaño demográfico de muchas poblaciones de esos estados que han tenido daños graves, la afectación para ellas resulta, proporcionalmente, mucho mayor que la sufrida por los capitalinos.

En el momento presente resulta crucial y obligado, pues, no perder de vista al país y considerar como un todo los requerimientos de asistencia médica, alimentación, vestido y enseres de limpieza. Otro tanto puede decirse de las tareas de reconstrucción habitacional, comercial, institucional, urbana y económica que México tiene por delante: el dinamismo de Ciudad de México puede permitir una pronta recuperación, pero si no se pone una atención especial y sostenida a las localidades medianas y pequeñas igualmente golpeadas por los efectos de los fenómenos naturales, la superación de los desastres podrían tardar allí años, lustros y quizá hasta décadas.

Publicado en General, México | Deja un comentario

CDMX: se repite la historia… Terremoto y caos urbano… ¡Que concluya septiembre!

México SA

CDMX: se repite la historia

Terremoto y caos urbano

¡Que concluya septiembre!

Carlos Fernández-Vega

Es irremediable. Las vivencias de 1985 se mantienen en la piel, y con las dos recientes sacudidas, en especial la del pasado martes, todas pegan como un latigazo. Recuerdos y dolores de aquel jueves 19 de septiembre de 32 años atrás, cuando, La Jornada –que en sus oficinas de Balderas conmemoraba su primer aniversario, y ahora el 33– se encontraba físicamente en el centro del drama y la destrucción, lo que no le impidió que a la vez fuera testigo y activo de la solidaria entrega de la sociedad.

Todo en el suelo: a la derecha, el hotel Regis; atrás, la central telefónica de la calle Victoria; enfrente, el hotel Roma; a la izquierda –paradójicamente–, Televisa Chapultepec; y de allí para el real. La ciudad de México destrozada, con un gobierno paralizado, que no ataba ni desataba, y que de inmediato fue rebasado por la sociedad civil.

Por mera suerte, en las instalaciones jornaleras de aquellos años un par de líneas telefónicas milagrosamente se mantuvieron en servicio, y ese fue el primer enlace con la gente de adentro y afuera. Se recibieron llamadas de toda la República, por medio de las cuales se pedía ayuda para localizar a parientes y amigos que residían en la zona siniestrada. Y, sin dejar la cobertura noticiosa, los reporteros jornaleros iban y venían preguntando por los tíos, primos, sobrinos, nietos, hermanos, padres y conocidos de residentes en el denominado interior del país ante su imposibilidad de contactarlos de forma directa. Y todos los solicitantes obtuvieron puntual respuesta.

En el suelo Tlatelolco, el Centro Médico y demás hospitales, el multifamiliar Juárez, las costureras, la Roma, la Doctores, el Eje Central, el primer cuadro y tantísimas zonas de la ciudad. Y la gente, con las uñas, rescatando aquí y allá siempre en busca de vida. Y también el Parque Delta, el de béisbol, que fue utilizado como una suerte de mega morgue.

En la gran ciudad también colapsó el estado anímico –la depresión colectiva, pues–, pero sin duda alguna resultó infinitamente mayor la voluntad de ayudar y la organización espontánea de la ciudadanía para enterrar a sus muertos, que son nuestros, y poner a la ciudad de nueva cuenta en pie. Eso, y muchísimo más, 32 años atrás.

Pero la maravillosa madre natura es más cabrona que bonita cuando se encoleriza, y ahora tuvo la pésima idea de volver a poner a prueba a la megalópolis y a su gente, y lo hizo en dos ocasiones –en tan sólo un par de semanas–, con la mala leche de que la segunda fue en la misma fecha que 32 años atrás.

Sin embargo, más allá del innegable golpe a la infraestructura urbana y a la estabilidad emocional de quienes habitan la megalópolis –sin dejar de lado el fuerte impacto económico implícito–, el resultado de las pruebas de la madre natura fue el mismo: de inmediato, la solidaridad y el empuje ciudadano tomó la iniciativa y salió al rescate, ante el temor oficial de que –como sucedió con Miguel de la Madrid– el gobierno fuera rebasado por la sociedad espontáneamente organizada.

Son ganas de joder. En cuestión de dos semanas y en la fecha menos indicada, doble Déjà vu, aderezado en esta ocasión con la catástrofe en Oaxaca, Chiapas, Morelos, Puebla, estado de México y Guerrero, pero con la misma respuesta ciudadana, con todo y que en esta ocasión, y después de un simulacro matutino, la alarma sísmica no funcionó sino hasta bien entrada la sacudida del martes pasado, es decir, no fue preventiva –como debe ser– sino que se convirtió tardíamente en un grito desesperado de sálvese quien pueda en una megalópolis que ha crecido y crece de forma por demás caótica sin que nadie ponga freno. Primero los negocios, y mientras más cochinos, mejor.

La mega ciudad no soporta un edificio más, ni un municipio conurbado adicional, pero a lo largo y ancho de las 16 delegaciones de la Ciudad de México se otorgan todo tipo de permisos –mordida de por medio– para construir, uno tras otro, enormes edificios en zonas habitacionales, de por sí atascadas y complejas, violando así todas las supuestas normas, las cuales, por cierto, se modificaron tras el terremoto de 1985 para evitar –según se dijo– efectos negativos en subsecuentes terremotos. Y la autoridad que lo hizo fue la primera en violarlas.

Para no ir muy lejos, allí está el caso de la delegación Alvaro Obregón, donde Leonel Luna y su banda vendió todo tipo de autorizaciones y permisos sin importar la carencia de servicios, lo estrecho de las calles, las vialidades de tiempo atrás saturadas, la presencia inmediata de gasolineras o instalaciones de la Comisión Federal Electricidad. Mil departamentos, en tres torres, en una estrechísima calle en la que, cuando bien va, alcanzan a circular de dos en fondo. Y como esta, mil más, aquí y allá. Nadie frenó estos desarrollos –por el contrario, porque las mordidas son muy generosas– y la gran ciudad es verdaderamente caótica, más aún según corre el tiempo.

Y hoy, como hace 32 años, la pregunta de esa misma sociedad solidaria y entregada es ¿dónde ha estado la autoridad, que, lejos de impedirlo, promueve el caos? Como feria de la vanidad, Paseo de la Reforma se ha convertido en una kilométrica vía con enormes edificios representativos del poder financiero que opera en el país, siempre uno más alto que el otro.

Tras el terremoto de 1985, un primer decreto de Miguel de la Madrid fue el relativo al tope de construcción en las zonas afectadas por el sismo. Cinco pisos, máximo. Pero a estas alturas son 30, 40, 50 o más, y uno tras otro, pegaditos, y entre ellos destacan los bancarios y bursátiles, hoteles de lujo, oficinas por doquier, desarrollos y mucho más.

También impedía construir sobre zonas dañadas. Por ejemplo, el cine Roble (Reforma 135, casi Insurgentes, delegación Cuauhtémoc), fue mortalmente herido por el terremoto de 1985. Debió demolerse de inmediato, pero en lugar de ello se especuló con el terreno y años después allí mismo se construyó la nueva sede del Senado, una obra igual de faraónica que costosa y peligrosa.

Y como esos, mil más, que incluyen la ostentosa ausencia de la clase política (antítesis de la ética), acostumbrada a estirar la mano para recibir multimillonarios presupuestos. Y también los mezquinos barones Forbes –con fortunas conjuntas por 140 mil millones de dólares–, que se limitan a donar Internet, pero ni un clavo a la reconstrucción, salvo que de ella obtengan más beneficios.

Entonces, por una puta vez, pónganse a la altura de las necesidades del país y de su gente.

Las rebanadas del pastel

Por favor, ¡que concluya septiembre!

Publicado en General, México S.A. | Deja un comentario

Crímenes urbanos… Redes sociales… y los héroes que las utilizan… ¿Bajar gasto electoral o precio de la gasolina?

Dinero

Crímenes urbanos

Redes sociales… y los héroes que las utilizan

¿Bajar gasto electoral o precio de la gasolina?

Enrique Galván Ochoa
Foto
A

lgunas ocasiones encabeza este texto una opinión importante porque tiene un valor social. Reproduzco una misiva que recibí del catedrático de la Universidad Anáhuac, Arnulfo R. Gómez García. Es consejero de organismos empresariales y desempeñó cargos como funcionario del Instituto Mexicano de Comercio Exterior en Europa:

“Este es un ejemplo claro de que la violación de las normas por las autoridades delegacionales se traduce en desgracias irreparables. La colonia Guadalupe Inn es un caso en el que se han roto todas las normas en una zona de construcciones unifamiliares. Durante los dos años recientes, ha sido objeto de violaciones sin límite, de tal manera que en seis lotes que correspondían a seis casas, ahora hay seis edificios con más de 400 departamentos que han generado todo tipo de problemas en materia de agua, drenaje y estacionamiento, mismos que se han sumado a los franeleros, puestos de comida, ambulantes, etcétera, y que, prácticamente, han convertido en invivible esta colonia. Sin duda, una actitud criminal de las autoridades delegacionales que están permitiendo construcciones fuera de todo orden legal”.

Esto que denuncia el maestro Gómez García se observa por todos los rumbos de la capital. El delegado en Gustavo A. Madero, Víctor Hugo Lobo, es uno de los personajes del perredismo. Los comerciantes del rumbo lo conocen como El Depredador y aspira convertirse en jefe de Gobierno. Los permisos de construcción involucran a asambleístas coyotes, a funcionarios de Seduvi y de las delegaciones. Miguel Ángel Mancera ha dicho en diversos foros que la ciudad debe crecer hacia arriba… sólo que cuando tiembla, muchos edificios se vienen para abajo. El sismo está dejando una secuela de muertos, heridos, desaparecidos, familias sin hogar, empresas cerradas. También hay empresarios y políticos que han hecho mucho dinero traficando con el suelo y el agua.

Redes sociales

En el terremoto del 85 todavía no existían los teléfonos celulares ni las redes sociales, el Internet sólo lo operaban las grandes universidades y apenas habían llegado a nuestro país una o dos computadoras personales del modelo Apple II Plus, de las que fabricaron en un garaje de su casa Steve Jobs y Steve Wozniak. La narración en vivo que hizo Jacobo Zabludovsky fue con un teléfono inalámbrico, de los de antenita, que ya no existen. En el temblor del martes, los mexicanos que han salido a las calles a auxiliar a los damnificados han tenido como principal aliado, no a las autoridades, sino a las redes sociales, el smartphone, la iPad y las computadoras personales. Han transmitido todo, momento a momento. Dejaron muy lejos a la televisión y la radio. No sólo han transmitido información entre ellos, sino que los capitalinos han podido comunicarse con familiares y amigos de la República, y también del extranjero. (¿Recuerdan los tiempos del obligado viaje a la oficina de telégrafos?). La gráfica muestra el explosivo crecimiento del Internet. Cambió al mundo y ha resultado una bendición en estos momentos tan dramáticos.

Evaluación de daños

El presidente de la Coparmex local, Jesús Padilla, hizo un llamado a especialistas en el ramo de la arquitectura, ingeniería y la construcción en general a apoyar en estos momentos de emergencia con evaluaciones a inmuebles afectados por el sismo registrado el martes pasado. Sería bueno que entre las evaluaciones fuera incluido el Metrobús L7, del cual es concesionario. ¿No se está creando una trampa en el tramo Paseo de la Reforma? El día del temblor vimos a millares de personas caminar desesperadamente para ponerse a salvo. Es cierto que los 10 mil anuncios que piensan poner ahí representan un gran negocio. Pero… siempre hay un pero.

Gasto electoral, gasolina

De acuerdo con la calificadora Fitch, el gobierno mexicano requerirá recursos adicionales para hacer frente a los estragos que dejó el sismo, tanto en la infraestructura como en el auxilio a las empresas y familias. Hay dos iniciativas: 1) reducir a la mitad el gasto de alrededor de 25 mil millones de pesos para las elecciones presidenciales del año próximo, y 2) rebajar el precio de los combustibles al precio que tenían antes del gasolinazo del primero de enero. ¿Una combinación de ambas sería mejor?

Twiteratti

No gastemos en elección, gastemos en reconstrucción.

Gael García @GaelGarcia

Es momento de que todos los Slim, Azcárraga, Larrea, Hernández, Ramírez, todos los ricos de México hagan un fondo de reconstrucción serio.

Lynn Fainchtein @lynnfainchtein

Seguimos rescatando en edificios derrumbados, estamos en los principales puntos donde hay gente atrapada. Apoyen en albergues y acopios.

Topos México @topos

Twitter: @galvanochoa

FaceBook: galvanochoa

Foro: elforomexico.com/encuestas/

Publicado en General, México S.A. | Deja un comentario