Relevo en Banco de México // Herrera y las dos tortas // ¿Primera gobernadora?

México SA

Relevo en Banco de México // Herrera y las dos tortas // ¿Primera gobernadora?

Carlos Fernández-Vega

Foto

No hubo explicaciones para Arturo Herrera sobre el cambio de señales en el relevo propuesto por el presidente para el Banco de México.Foto Roberto García Ortiz

Se quedó con las ganas quien hasta julio pasado despachó en la oficina principal de la Secretaría de Hacienda: Arturo Herrera Gutiérrez (alias El Fantasma) no será gobernador del Banco de México, porque el presidente López Obrador retiró su candidatura –cantada cuatro meses atrás– para llevarlo –previa ratificación del Senado de la República– al puesto de mayor jerarquía en esa institución financiera.

¿Qué llevó al mandatario a reconsiderar su propuesta original? Nadie supo, nadie sabe, pero de cualquier forma, carentes de información medianamente aceptable, la jauría de opinólogos de derecha desató una guerra mediática especulativa con calificativos que van desde la ridiculez de un golpe de Estado de Andrés Manuel hasta la simple aseveración de que el citado personaje financiero cayó de su gracia.

Si bien es facultad del Presidente de la República sugerir a uno u otra para ocupar el citado cargo, la versión oficial tampoco ayuda: no va a ser Arturo Herrera para el Banco de México; voy a enviar en esta semana la propuesta de Victoria Rodríguez Ceja, la subsecretaria de Hacienda; ella va a ser. ¿Por qué?, se le preguntó, y Andrés Manuel aseguró que es simple: queremos que participen mujeres, que se lleve a cabo este cambio reconociendo el trabajo que ha hecho la subsecretaria de Egresos, que ha estado actuando muy bien, con un desempeño ejemplar. Y a otra cosa mariposa.

Si la nueva propuesta es avalada por el Senado de la República, por primera vez en la historia del Banco de México (fundado en 1925 por Plutarco Elías Calles) una mujer encabezará la institución, cuya estructura de mando se mantuvo durante 93 años como una suerte de Club de Toby en el que las mujeres no tenían cupo, hasta la llegada de Irene Espinosa-Cantellano (enero de 2018) y posteriormente de GaliaBorja Gómez (enero de 2021), ambas comosubgobernadoras.

Pero Victoria Rodríguez sería no solo la primera mujer en ocupar el cargo de mayor jerarquía en el Banco De México, sino la primera gobernadora no egresada (o ligada) del ITAM (propiedad del barón quemador de libros Alberto Baillères), como sí lo fueron, y de manera por demás fundamentalista, los cuatro ocupantes previos de la oficina principal de esa institución financiera del Estado mexicano (Miguel Mancera Aguayo, Guillermo Ortiz Martínez, Agustín Carstens y Alejandro Díaz de León).

Carlos Salinas de Gortari modificó la Ley del Banco de México con la intención de contar con una institución autónoma, que sería gobernada, no dirigida, por quien en su momento propusiera el Presidente de la República, y en primera instancia el innombrable decidió que fuera Miguel Mancera Aguayo, uno de los arquitectos, junto con Guillermo Ortiz (primero secretario de Hacienda de Zedillo y después, a propuesta de éste, gobernador del banco central), del ilegal rescate bancario de 1995.

Por cierto, Mancera Aguayo era director del Banco de México al momento de la expropiación bancaria decretada por José López Portillo. Renunció al cargo como protesta por tal decisión, pero dos meses después Miguel de la Madrid lo recontrató y en el puesto se mantuvo hasta el 31 de marzo de 1994, sólo para que a partir del primero de abril de ese mismo año se convirtiera en el primer gobernador de la institución, en donde se mantuvo hasta el último día de 1997 para entregar el mando a Guillermo Ortiz Martínez, alias La Perica.

Propuesto por Felipe Calderón, Agustín Carstens, el afamado doctor catarrito, relevó en el puesto a Guillermo Ortiz –carta de Ernesto Zedillo– y ahí se quedó hasta el último día de noviembre de 2017, porque agarró chamba en el Banco de Pagos Internacionales, con sede en suiza, en donde se mantiene. Su relevo fue Alejandro Díaz de León, otro itamita, propuesto por Enrique Peña Nieto, quien previamente ocupó la dirección general del Banco Nacional de Comercio Exterior.

Por cierto, a los genios del Banco de México se les ha ido de las manos el control inflacionario (la importancia que tiene la autonomía para que la institución logre eficazmente su mandato prioritario de contar con una inflación baja y estable, promueve la propia institución): 7.05 por ciento anual en la primera quincena de noviembre. ¡Cuidado!

Las rebanadas del pastel

Mientras el presidente López Obrador come en privado con el enemigo (Slim, Hank, Larrea, Salinas Pliego, Gómez, Vázquez Aldir, Romo y demás fauna), va un fuerte abrazo, con agradecimiento pleno, a los siempre generosos compas de Comochi.

cfvmexico_sa@hotmail.com

https://www.jornada.com.mx/2021/11/25/opinion/026o1eco

Esta entrada fue publicada en México S.A.. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s