Firme, recuperación económica // Pronósticos rondan 6% // Videntes mejoran perspectiva

México SA

Firme, recuperación económica // Pronósticos rondan 6% // Videntes mejoran perspectiva

Carlos Fernández-Vega

Como siempre, en la danza de las estimaciones y la consulta de sus respectivas bolas de cristal los videntes financieros no se ponen de acuerdo, aunque en esta ocasión es de subrayar que se reduce el margen de diferencia entre los pronósticos de unos y otros. Eso sí, en lo único que coinciden es que la economía mexicana mantiene su ritmo de avance y que si bien falta camino por recorrer la recuperación es más que notoria.

La Jornada (Julio Gutiérrez) lo resume así: de acuerdo con la Encuesta Citibanamex de Expectativas (ECE), Invex y Bursamétrica son las instituciones que cuentan con el pronóstico más alto (de crecimiento del producto interno bruto mexicano en 2021), con un estimado de 6.3 por ciento, seguido de Scotiabank, en un rango de 6.2. BBVA lo ubica en 6, Banorte en 5.7 y Santander en 5.8 por ciento. Por su parte, UBS lo sitúa en 5.3, JP Morgan en 6.2 y Barclays en 5.6 por ciento. De forma puntual, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público espera que el PIB tenga una expansión de 6.2.

Esas son las más recientes revelaciones que, cada cual por su lado y en sus respectivas bolas de cristal –algunas más aceitadas que otras– dicen tener los videntes financieros, pero lo cierto es que meses atrás las diferencias entre loscálculos de unos y otros resultaban más que notorias, en el entendido que la pandémica sacudida complicó, a grado sumo, la lectura y perspectiva de la situación económica nacional y mundial. Parece, pues, que el panorama se aclara.

En vía de mientras, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados subraya que al cierre del tercer trimestre del presente año la economía mexicana mantuvo su proceso de recuperación, impulsado por el avance del Plan Nacional de Vacunación entre los diferentes grupos etarios y la fuerza que recobra el mercado interno, debido al levantamiento de las restricciones de movilidad, lo que además de impulsar el crecimiento económico genera una mejoría en el desempeño de las finanzas públicas. Si bien el ritmo de crecimiento se vio acotado por la amenaza de rebrotes de Covid 19 y del surgimiento de nuevas variantes, que dio lugar a la presencia de la tercera ola de la pandemia.

En su análisis, el CEFP resalta que el mercado interno es el principal pilar de la economía nacional, a pesar de haber registrado, en el periodo de referencia, una ligera desaceleración a causa de la tercera ola de contagios. El consumo privado interno acumuló un incremento anual de 4.4 por ciento con cifras desestacionalizadas; de forma paralela, el consumo en tiendas departamentales y tiendas de autoservicio de la Antad reportó un incremento real mensual de 3.8 por ciento con cifras ajustadas por estacionalidad.

Por el lado de las finanzas públicas, anota el citado centro de estudios, se observa un comportamiento que se compara de manera favorable con lo previsto para el tercer trimestre. Al concluir éste, los ingresos presupuestarios se ubicaron en 4 billones 322 mil millones de pesos, monto superior a lo previsto en 146 mil 500 millones. A su interior, los ingresos del gobierno federal representaron 74.6 por ciento de los ingresos totales.

Para redondear, el CEFP señala que el panorama mundial se mantiene positivo y se espera que el PIB global recupere, a corto plazo, el balance anterior a la mayor sacudida económica en casi un siglo. Esto sugiere el entorno macroeconómico, ya que a pesar de la tercera ola de Covid 19, observada durante julio y agosto, y de las interrupciones en las cadenas de suministro del sector manufacturero, los niveles de la actividad económica y del consumo privado previos a la pandemia están muy cerca de ser alcanzados.

Las rebanadas del pastel

Escándalo (mediático, desde luego) por el decreto presidencial que declara de interés público y de seguridad nacional la realización de proyectos y obras que se consideren prioritarios y/o estratégicos para el desarrollo nacional. ¿De qué se trata? Lo aclara el propio López Obrador: no tiene nada que ver con la (falta de) transparencia. Las secretarías, todos estamos obligados a rendir cuentas. Todos en este gobierno tenemos la convicción de actuar con honestidad, cero corrupción y también cero impunidad. No somos iguales, eso es lo que les molesta mucho, porque durante todo el periodo neoliberal se dedicaron a saquear, a robar a manos llenas y ahora no pueden, ni podrán.

https://www.jornada.com.mx/2021/11/24/opinion/022o1eco

Esta entrada fue publicada en México S.A.. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s