México, en el escalón 18… Sexenio de 2 por ciento… Peña Nieto: novela rosa

México SA

México, en el escalón 18

Sexenio de 2 por ciento

Peña Nieto: novela rosa

Carlos Fernández-Vega

Con eso de que la economía mexicana marcha razonablemente bien y en 2017 crecerá más de lo previsto (versión oficial), México se ubica en el escalón número 18, de 33 posibles, en el contexto latinoamericano y caribeño, de tal suerte que su avance resultará equiparable al registrado por San Vicente y las Granadinas, potencia ubicada en las Antillas menores.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) divulgó ayer su Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2017, en el que para México pronostica un crecimiento –por llamarle así– ligeramente menor (2.2 por ciento) al del año previo (cuando fue de 2.3 por ciento), pero con el agravante de que la inflación se duplicó entre un año y otro.

De acuerdo con el organismo especializado de la ONU, en el presente año los ganadores en materia de crecimiento serán Panamá (con un crecimiento económico de 5.6 por ciento), República Dominicana (5.3), Nicaragua (4.7), Costa Rica (4.1) y Bolivia (4). Venezuela se mantiene en el sótano, con un desplome de 7.2 por ciento, que se suma a la caída de 9.7 por ciento registrada en 2016. México, como se apunta líneas arriba, se ubica en el escalón número 18, aunque sube al peldaño 12 al excluir a las economías caribeñas, zona en la que el mayor avance se observa en Antigua y Barbuda, con 5 por ciento.

De concretarse la citada proyección de la Cepal, en cinco años de estancia en Los Pinos (consumido ya 83 por ciento del periodo constitucional) el gobierno peñanietista habría refrendado el registro de las cinco administraciones que lo precedieron, es decir, una tasa anual promedio de crecimiento de 2 por ciento, apenas una tercera parte de lo reportado en el México premoderno y prerreformado. Así, lo que en ese entonces el país crecía en un año, ahora tarda tres para lograr el mismo resultado.

En fin, la Cepal divulgó su informe y de la parte relativa a México se toman los siguientes pasajes: se espera que en 2017 la inflación se sitúe alrededor de 5.9 por ciento, producto del traspaso de la depreciación del tipo de cambio y el aumento del precio de la gasolina. La tasa de desempleo sería similar a la de 2016; el déficit fiscal del sector público se reduciría en torno a 2.4 por ciento del producto interno bruto (PIB), ya que se estima que se alcanzará un leve superávit primario (0.4 del producto), y el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos alcanzaría niveles cercanos a 2.5 al cierre del año.

En el primer cuatrimestre de 2017 los ingresos presupuestarios del sector público aumentaron 8.2 por ciento en términos reales respecto al mismo periodo de 2016, o 5 por ciento si se excluye el remanente de operación del Banco de México. Este remanente privilegiará el pago de la deuda pública del gobierno federal. La mayor recaudación tributaria permitió compensar la contracción de 9 por ciento de los ingresos petroleros del sector público. La cobertura sobre el precio del petróleo otorgó al gobierno federal ingresos no tributarios por 2 mil 650 millones de dólares, atenuando la caída de los ingresos provenientes de la venta de crudo.

En los primeros cuatro meses de 2017 destacó el crecimiento de 21 por ciento de los ingresos petroleros. Los ingresos tributarios no petroleros apenas crecieron 0.3 por ciento en términos reales con respecto al mismo periodo de 2016. En el mismo lapso, el impuesto sobre la renta (ISR) aumentó 3.1 por ciento, ya que se prorrogó a abril la fecha límite para la presentación de las declaraciones anuales de personas morales. También aumentó uno por ciento la recaudación del IVA y 4.6 la del impuesto general de importación. Sin embargo, cayó 14.7 la del impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS).

El gasto primario, que excluye el costo financiero de la deuda, disminuyó 4.7 por ciento en términos reales en el primer cuatrimestre de 2017 respecto del mismo periodo de 2016. El gasto neto total del sector público cayó 2.3, principalmente como resultado de una reducción de 7.4 del gasto corriente. Sin embargo, hubo un costo financiero (de la deuda pública) más alto (37.4 por ciento de incremento) y mayores participaciones a entidades federativas y municipios. El balance público en el primer cuatrimestre de 2017 tuvo superávit, en contraste con el déficit registrado en el mismo periodo de 2016.

Por su parte, el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público (el cálculo más amplio de la deuda del país) alcanzó 50.2 por ciento del PIB debido al importante efecto del alza del tipo de cambio respecto del dólar (cuyo aporte representó un punto porcentual del producto) y de las reformas de pensiones del Issste, Pemex y la CFE, que contribuyeron con 1.8 puntos porcentuales al aumento.

El resultado sería un aumento de 13 puntos porcentuales del PIB respecto de finales de 2012, cuando entró en funciones el gobierno actual. Pese a la notable tendencia al alza, las autoridades prevén que el anotado líneas arriba sería el punto más alto de la deuda y que esta retomará una ruta descendente a partir de 2017, que se espera cierre en alrededor de 48 por ciento del PIB.

El PIB creció 2.8 por ciento en el primer trimestre de 2017 comparado con el mismo lapso de 2016. Las actividades primarias se expandieron 6.6 en términos anuales, las terciarias 3.7 y las secundarias 0.5. Se observan indicios de desaceleración para los próximos meses en los indicadores oportunos y adelantados de manufacturas, consumo e inversión.

En mayo de 2017 se observó una tasa de inflación interanual de 6.2 por ciento, la mayor desde abril de 2009. El alza estuvo vinculada al aumento de los precios de los combustibles, particularmente la gasolina, las tarifas eléctricas y los precios de algunos productos agropecuarios. Destacó el aumento de los precios al productor (8.1), lo que podría derivar en mayores precios al consumidor al cierre del año. La tasa de desocupación en abril se ubicó en 3.6 por ciento y la de subocupación en 7.2 de la población ocupada.

En cuatro años de gobierno peñanietista el PIB por habitante a duras penas creció 0.8 por ciento anual promedio.

Las rebanadas del pastel

De acuerdo con la información divulgada por The Washington Post, ya se sabe qué le dijo, y en qué tono, el salvaje de la Casa Blanca a Enrique Peña Nieto en su conversación telefónica del pasado 27 de enero, pero el inquilino de Los Pinos insiste en la novela rosa y es firme su creencia de que se trata de un amigo y socio de México. Así, ni cómo ayudarle.

Twitter: @cafevega

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, México S.A.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s