Pobreza pensionaria… Afore = malestar social … México, en el sótano

México SA

Pobreza pensionaria

Afore = malestar social

México, en el sótano

Carlos Fernández-Vega
.

Los chilenos han tomado las calles y están en creciente efervescencia social por las miserables cantidades que, a la hora del retiro laboral, les garantizan las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), es decir, el jugoso negocio que, con dinero ajeno, el dictador Augusto Pinochet le armó al capital privado. Y tal convulsión avanza sostenidamente, porque en el mejor de los casos recibirían el equivalente a poco menos de 38 por ciento de su salario promedio, y descontando.

Pero si en aquella nación sudamericana las llamadas AFP han sido un rotundo fracaso para efectos sociales (en cambio, el negocio para los amigos del régimen es suculento), para los mexicanos ha resultado mucho peor, pues, también en el mejor de los casos, los candidatos a una pensión (cuatro de cada 10) obtendrían una cantidad aún menor que los chilenos, pues ésta representaría 26 por ciento de su ingreso promedio, o lo que es lo mismo, el equivalente a un salario mínimo.

El compromiso original fue crear un sistema justo y moderno, pero de acuerdo con la OCDE, México está en el sótano de los beneficios pensionarios (va directo al colapso, advierte dicha organización) y, si bien el negocio privado de las Afore (prácticamente una copia de las AFP chilenas) ha sido rotundamente exitoso, para los supuestos favorecidos –los dueños de los dineros acumulados– resulta una condena a muerte por hambre.

Al cierre del primer semestre de 2017 (cifras oficiales) en México están registradas alrededor de 58 millones de cuentas, que amparan cerca de 2.9 billones de pesos; es decir, alrededor de 51 mil 400 pesos por cabeza, en promedio. Para efectos prácticos, tal cantidad alcanzaría para no más de un año y nueve meses de pensión (considerando que la edad de retiro es 65 años), a razón de un salario mínimo mensual a precios actuales. Después de eso –si el pensionado sobrevive–, se acabó el beneficio garantizado por la Afore.

He allí una muestra de lo justo y moderno que ha resultado el sistema pensionario privatizado. Sobre el particular, el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados divulgó su análisis temático (bajo la firma de Gerardo Fernández Espejel), del que se toman los siguientes pasajes.

México ocupa los sitios más rezagados entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos en el sistema de pensiones. Junto con Corea del Sur ninguna nación como la nuestra registra el hecho de que la subsistencia de los adultos mayores depende, preferentemente, de la ocupación. La incidencia mayor en esta variable en la OCDE –que explica por qué se le sigue llamando el club de los ricos– es en las transferencias. México tiene la mayor incidencia en pobreza por ingreso en promedio por grupos de edad avanzada.

Nuestro país ha intentado elevar las aportaciones de manera voluntaria con campañas publicitarias y por medio de apoyos fiscales; no obstante, aún no se percibe un cambio en la expectativa en las condiciones sociales que tendrán a futuro las personas en edad avanzada. Pudiera ser que las políticas públicas no han tenido el impacto suficiente; tal vez el bajo porcentaje de población dentro del sistema de seguridad social para el retiro lo siguen ubicando con los números más pobres dentro de la OCDE.

De acuerdo con la información de la citada organización, se aprecia el débil comportamiento del sistema de pensiones mexicano; sus tasas de reposición y de remplazo en todos sus rubros son prácticamente las más bajas, mientras la riqueza de las pensiones también se encuentra en la última posición.

La campaña oficial (10 pesitos al día, que promueve la Consar) es una alerta en relación con la baja o nula capacidad de la mayoría de los trabajadores para construir un patrimonio financiero por medio de sus cuentas de ahorro para el retiro que les permita una vejez digna, al mismo tiempo que la carga presupuestal para el gobierno federal continúa en aumento para hacer frente a las pensiones del viejo régimen, así como para garantizar una pensión mínima entre la población dentro del SAR y aquellas en el régimen anterior.

Hasta allí el análisis del CESOP. Y la OCDE destaca que la mayoría de los países cuenta con un tratamiento fiscal preferencial de ahorros para la jubilación para alentar a las personas a ahorrar para la jubilación. Calcular el monto que una persona ahorraría en impuestos pagados al aportar a un plan privado de pensión en vez de invertir la misma cantidad en un vehículo de ahorro alternativo sugiere que el tratamiento fiscal de ahorro para la jubilación ciertamente ofrece una ventaja fiscal.

En la mitad de los países de dicha organización las promesas de pensiones futuras de los funcionarios públicos, medidas en términos de las tasas de remplazo son 20 puntos porcentuales más altas para una carrera profesional completa que las del sector privado. Entre estos países se encuentran Alemania, Bélgica, Corea y Francia, los cuales mantienen sistemas de pensiones separados por sector. En otra cuarta parte de los países de la OCDE, que han homologado sus sistemas de pensiones desde la década de 1990, se opera con costos heredados. Un marco integrado de pensiones que cubra a todos los trabajadores por igual puede rendir beneficios en varias dimensiones. El punto es atajar la pobreza en las pensiones.

Por el lado del capital, es difícil argumentar hoy que los funcionarios o trabajadores del sector público requieren una mayor sustitución de ingresos en la jubilación que sus homólogos del sector privado. Por el lado de la eficiencia, hay importantes economías de escala al gestionar sistemas unificados de pensiones, por ejemplo, en recaudación de aportaciones, mantenimiento de registros y pago de prestaciones. Restringir la movilidad laboral en los distintos sectores resulta ineficiente, instaura rigideces en la gestión de la carrera profesional individual y limita la capacidad de los trabajadores de adaptarse a cambios sectoriales y a nuevas oportunidades de empleo.

Las rebanadas del pastel

Tradición (de impunidad) obliga: con apenas unas horas de enchiquerado en el Reclusorio Norte, Javidú N ya libró dos órdenes de captura mediante amparos exprés. Al mismo tiempo, la PGR suaviza las acusaciones en contra del ex gobernador veracruzano para facilitar el trabajo de la defensa y complicárselo al juez del caso. Entonces, hagan sus apuestas… Y Roberto Borge por allí mismo va.

Twitter: @cafevega

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, México S.A., Pensiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s