Mafios@ Moreno Valle

El mafioso Moreno Valle

¿Cómo se financia una campaña con cientos, quizá miles de anuncios espectaculares? Salvo que sea de su bolsillo, sólo con dinero sucio

Todos los usuarios que llegan al aeropuerto de Nuevo Laredo, Tamaulipas, ven un único anuncio en la sala donde se recoge el equipaje: Es el maquillado rostro del panista Rafael Moreno Valle.

En la ciudad fronteriza proliferan espectaculares con los que el exgobernador de Puebla hace proselitismo con el libro La fuerza del cambio –un mamotreto que en realidad es sólo un álbum familiar de fotografías–, pero la promoción se extiende a todo el estado que gobierna su amigo Francisco Javier Cabeza de Vaca.

Durango está tapizado con espectaculares de Moreno Valle –en la capital hasta los taxis portan calcomanías con su rostro– y también proliferan en el resto de los estados del norte, del centro y del sur-sureste del país. Todo México es territorio Moreno Valle.

¿Cómo se financia una campaña con cientos, quizá miles de anuncios espectaculares? Salvo que sea de su bolsillo, sólo con dinero sucio producto de la corrupción por moches en la obra pública, el saqueo al erario estatal u actividades criminales, como la ordeña de los ductos de Pemex, que en Puebla se disparó siendo gobernador.

¿Por qué nadie, ni el PRI del presidente Enrique Peña Nieto ni el Instituto Nacional Electoral (INE) reclaman e indagan la campaña en espectaculares, en lo que constituye un inequívoco fraude a la ley y una obvia violación constitucional de Moreno Valle? Por las complicidades.

Peña ve a Moreno Valle como a uno de los suyos y así lo ha acreditado: No sólo fluyeron vastos recursos federales a Puebla para negocios millonarios con amigos mutuos, como el Museo Internacional Barroco con dinero de los Hank y de Hinojosa Cantú –el de la Casa Blanca–, sino que el comportamiento del PRI ante él fue como el de un gobernador propio.

A lo largo de su sexenio, el PRI fue un partido castrado y en la elección de 2016, cuando el PAN retuvo la gubernatura, se impuso la línea de Los Pinos: El presidente nacional priista, Manlio Fabio Beltrones, instruía a la dirigente estatal, Isabel Allende, asumir una posición crítica ante Moreno Valle, pero enseguida el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, le daba una instrucción contraria.

El PRI fue incapaz de exigir castigo por el espionaje que Moreno Valle practicó contra sus cuadros y dirigentes, víctimas de la represión de quien controló los tres poderes y los organismos autónomos, sometió a los medios, domesticó a las organizaciones empresariales, encarceló arbitrariamente a más de 360 opositores y su represión mató a un niño de 13 años.

En el PAN hizo lo mismo: Persiguió a sus críticos y tomó el control total mediante su esposa, Martha Erika Alonso, a la que quiere hacer gobernadora el próximo año, mientras él va por la Presidencia de la República.

No la tiene fácil Moreno Valle: Su única posibilidad en el PAN es una elección abierta para comprarla. Pero tampoco debe descartarse que venza a Ricardo Anaya con el voluminoso expediente de sus propias truculencias…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Banqueros y otras Ratas, México, PANazis, Puebla. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s