Crece la presión para que se juzgue a Norberto Rivera por encubrimiento de pederastas

Aun cuando Hugo Valdemar, vocero de Norberto Rivera Carrera, dice que la denuncia interpuesta contra el cardenal ante la Procuraduría General de la República por solapar a curas pederastas es inconsistente y no prosperará, los promotores de la querella tienen confianza en que se ponga fin a la larga impunidad del purpurado. Además, en la plataforma Charge.org circula una carta dirigida al presidente Enrique Peña Nieto y al procurador Raúl Cervantes para que pidan al denunciado abrir los expediente de sus 15
curas acusados de abusadores.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Ante la denuncia penal que el pasado 2 de junio se interpuso contra el cardenal Norberto Rivera Carrera, por encubrir a 15 sacerdotes presuntamente pederastas de su arquidiócesis primada de México, la Procuraduría General de la República (PGR) abrió el expediente DF/05541/2017, el cual turnó a la Dirección General de Control de Averiguaciones Previas para su evaluación jurídica.

Mientras tanto, la semana pasada se comenzó a impulsar la querella en internet a través de la plataforma Change.org, dedicada a defender causas sociales y en la cual –hasta la tarde del jueves 6– ya había conseguido 30 mil firmas de apoyo.

El exsacerdote Alberto Athié Gallo, quien interpuso la denuncia, espera que la PGR realmente investigue el caso y castigue por fin al purpurado, para así acabar con la impunidad de que ha gozado en lo que llama su larga trayectoria delictiva de más de 30 años.
Athié comenta:

“Esperemos a ver qué hace la PGR. Sería un verdadero hecho histórico si realmente castiga a Norberto, quien lleva muchos años protegiendo a sacerdotes pederastas; desde que era obispo de Tehuacán, en los ochentas. Pero ha salido impune gracias a la complicidad de las autoridades civiles mexicanas”.

–¿Su denuncia podría verse como el más reciente intento por acabar con la impunidad del cardenal?

–En efecto, pues ni siquiera es la primera denuncia penal interpuesta contra él y sus pederastas protegidos. Hay otras denuncias anteriores a la nuestra… y Norberto ha logrado zafarse de todas.
Cita como ejemplo la denuncia que, en 2006, se puso contra el cardenal en la Corte de Los Ángeles, California, por proteger a su sacerdote Nicolás Aguilar. Y también la que al año siguiente se presentó ante la procuraduría de la Ciudad de México contra el párroco Carlos López Valdez, un pederasta de su arquidiócesis recién encarcelado y al parecer también encubierto por Norberto.

Prosigue Athié:

“El cardenal tiene una larga trayectoria delictiva, un largo historial de impunidad gracias a su relación con el poder. Por eso creemos que ahora ya le pidió al procurador general de la República y al mismo presidente Peña Nieto que desechen nuestra denuncia”.

Fragmento del reportaje publicado en Proceso 2123, ya en circulación

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Religión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s