Crecen plazas formales… Se debilita salario real … Zedillo: “sistema justo”

México SA

Crecen plazas formales

Se debilita salario real

Zedillo: sistema justo

Carlos Fernández-Vega

En la ya usual dinámica de la noticia buena y la mala, la información oficial anuncia con bombo y platillo que la generación de empleo formal mantiene su nivel histórico y acumula 88 meses de incremento consecutivo. Sin embargo, la segunda parte no resulta tan positiva, toda vez que la afiliación por tipo de condición laboral empeoró, es decir, las plazas registradas cada vez más son de menor calidad y de ello da cuenta el hecho de que el salario real acumuló en abril pasado su cuarta baja consecutiva, pérdida reforzada por el avance inflacionario.

Lo anterior proviene del análisis sobre la evolución del empleo formal, elaborado por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados, en el que se subraya que la dinámica salarial se diferenció entre las actividades productivas del país; dos sectores tuvieron incrementos y en seis se observó un retroceso mayor al nacional. Por estados, el aumento del salario real se dio en 11 de las 32 entidades, y el crecimiento del salario real fue positivo. En cambio, el salario real bajó en 21 estados y en 14 de ellos su deterioro resultó mayor al observado por el nacional. De tal estudio se toman los siguientes pasajes que documentan la situación laboral del país en el sector formal de la economía. Van, pues.

En abril de 2017, el salario diario nominal asociado a trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fue de 330.10 pesos, cifra superior a los 314.76 reportados un año antes e implicó un aumento de 4.87 por ciento. Además, representó 4.12 veces el salario mínimo general promedio para el cuarto mes de 2017 (80.04 pesos diarios). Sin embargo, el salario real fue de 261.48 pesos, lo que significó una reducción de 0.89 por ciento, cifra que contrasta con el alza observada en el mismo mes de 2016 (0.97 por ciento). Esto implicó su cuarta caída después de haber registrado 34 meses de alzas consecutivas”.

En cinco de las nueve actividades económicas el salario real se encontró por arriba del nacional, de las cuales destaca el pagado en la industria eléctrica y suministro de agua potable que fue 2.5 veces mayor que el nacional al ser de 656.66 pesos diarios en términos reales. En las industrias extractivas, el pago ascendió a 420.27 pesos, siendo superior al nacional en 1.6 veces. Por el contrario, en las actividades agropecuarias se otorgó el menor salario al percibir 150.10 pesos diarios, lo que implicó que representara 0.57 veces el nacional. En la construcción se concedió un salario de 169.33 pesos y representó 0.65 veces el nacional.

Por otro lado, la dinámica salarial en las actividades productivas del país fue heterogénea. En dos de las nueve actividades el salario aumentó y en seis disminuyó más con relación a la variación registrada por el salario real a escala nacional. A pesar de que en el sector agropecuario se otorga el sueldo más bajo, fue donde se registró el mayor crecimiento, aunque perdió dinamismo; aumentó 2.91 por ciento en abril de 2017 cuando un año atrás se había elevado 5.37 por ciento. En la industria de la transformación aumentó 0.8 por ciento en el cuarto mes de 2017, menor a 2.4 por ciento que se observó en 2016.

Las actividades donde el salario disminuyó más fue en: construcción, donde bajó 3.1 por ciento en abril de 2017 (-3.98 por ciento un año atrás); industria eléctrica y agua potable, que cayó 2.8 por ciento (2.44 en abril de 2016); servicios sociales, se redujo 1.75 por ciento (1.34 mismo mes de 2016); transporte y comunicaciones, bajó 1.7 por ciento (0.72 un año atrás), principalmente.

En cuatro de las 32 entidades federativas el salario real fue mayor al nacional; el más elevado se pagó en la Ciudad de México al alcanzar un monto de 331.87 pesos diarios. El más bajo se otorgó en Sinaloa, que fue de 192.17, siendo poco más de la mitad del nivel más alto. Por otra parte, en 11 de los 32 estados, el comportamiento del salario real fue positivo; el estado donde se tuvo el mayor aumento fue en Chihuahua, al registrar un alza de 3.1 por ciento, igual a la de abril de 2016. Dicho estado fue seguido por Zacatecas, donde se tuvo una elevación de 1.87 por ciento en el cuarto mes de 2017 (2.15 en abril de 2016).

Sobresale que el salario real bajó en 21 de los estados y en 14 de ellos su deterioro fue mayor al observado por el nacional. En Campeche disminuyó 6.47 por ciento, lo que implicó una mayor reducción dado que en abril de 2016 registró una caída de 3.45 por ciento; en Guerrero, declinó 3.03 por ciento cuando un año antes había subido 0.18 por ciento; y en Chiapas, tuvo un retroceso de 2.94 por ciento (3.92 en el cuarto mes de 2016).

Por tipo de establecimiento, en los que emplean más de mil trabajadores se otorgó el mayor ingreso; en sentido contrario, donde se registró el mayor crecimiento del salario real fue en los establecimientos con un empleado.

Se espera que continúe la generación de empleos formales en 2017, aunque la perspectiva sobre su dinámica es diferenciada; en mayo de 2017, el sector privado preveía una creación de 631 mil plazas, cifra por arriba de lo anticipado en abril, pero por debajo de lo que previsto en febrero de 2016 (708 mil).

Por su parte, el Banco de México calculó un rango de entre 650 mil y 750 mil puestos formales, intervalo superior a como lo había anticipado un trimestre atrás (580-680 mil). Cabe recordar que la generación de empleos, en promedio a lo largo de 2016, fue de 666 mil 350 asegurados; por lo que el sector privado advierte que disminuya su dinámica. Para 2018, se pronostica se dinamice la generación de plazas con relación a lo previsto para este año; el sector privado augura un aumento de 659 mil y el banco central un rango de entre 640 y 740 mil empleos; ambos por arriba de lo que prevén para 2017.

Las rebanadas del pastel

A mediados de 1997 Ernesto Zedillo, padre de la privatización del sistema pensionario, dio el banderazo de salida al jugoso negocio particular de las Afore. En aquella ocasión celebró que se trataba de la gran solución social al México moderno de hoy, con un sistema para el futuro, moderno, ágil, transparente y, sobre todo, justo. Pues bien, dos décadas después se confirman las sabias palabras del ahora empleado de trasnacionales: Rechazan ocho de cada 10 solicitudes de pensión en un año; lograron cobrarla sólo 5.6 por ciento de un millón que la tramitaron (La Jornada, Roberto González Amador). ¿Justo, verdad?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, México S.A.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s