Visión renovada al concluir libro sobre pobreza y persistencia campesina/ III…

Economía Moral

Visión renovada al concluir libro sobre pobreza y persistencia campesina/ III

Reinterpreto tesis de Lenin sobre descomposición o persistencia campesina

Julio Boltvinik
C

Como señalé en la entrega anterior (9 de junio), uno de los aspectos que abordo en el Cap. 12 de Peasant Poverty and Persistence (PPC), Zed Books, Londres, 2016, del cual soy uno de los editores, al replicar las críticas a la Ponencia Básica (PB: Cap. 1 del libro) es un pasaje de Lenin que puede interpretarse en el sentido de que éste no sostenía la postura que se le suele atribuir. La interpretación generalizada de la postura de Lenin es que, del mismo modo que en la artesanía, el capitalismo se haría cargo de la producción directa en la agricultura, desplazando al campesinado, que desaparecería. Que los campesinos se diferenciarían en capitalistas y proletarios. Pero cuando se lee atentamente la sección XIII, Conclusiones, del capítulo II, La diferenciación del campesinado, de El Desarrollo del capitalismo en Rusia, esta posición tajante tiene que ser matizada. Lenin llega a un importante grupo de conclusiones; Las seis primeras son las siguientes (cito extractos y no reproduzco literalmente):

1) El campesinado ruso contemporáneo está inmerso en la economía mercantil y, por lo tanto, está sujeto a todas las contradicciones inherentes a este tipo de economía y está completamente subordinado al mercado. 2). Estas contradicciones nos muestran de manera clara e irrefutable que el sistema de relaciones económicas en la aldea ‘comunitaria’, no constituye en modo alguno una forma económica especial, sino una forma pequeño-burguesa. El campesinado ruso comunitario no es antagonista del capitalismo, sino, por el contrario, su base más profunda y duradera. 3) Llamo diferenciación del campesinado, y los campesinos le llaman ‘descampesinización’, a la suma de todas las contradicciones económicas entre los campesinos. El viejo campesinado no sólo se está diferenciando, está siendo completamente disuelto, está dejando de existir. 4) La diferenciación del campesinado crea dos nuevos tipos de habitantes rurales: el primero es la burguesía rural o el campesinado acomodado. El tamaño de sus fincas requiere una fuerza de trabajo mayor que la familiar, razón por lo cual se hace necesaria la formación de un conjunto de asalariados agrícolas y de jornaleros. 5) El segundo nuevo tipo es el proletariado rural, la clase de trabajadores asalariados poseedores de tierra. En este grupo se incluyen los campesinos pobres, incluso los sin tierra. Pero el representante más típico del proletariado rural ruso es el trabajador poseedor de tierra, que puede ser trabajador agrícola, o jornalero, o trabajador no calificado, o albañil. [La traducción al español de El desarrollo del capitalismo en Rusia en vez de poseedor de tierra utiliza la expresión con tierra nadiel. El traductor explica (p.51) que el nadiel se refiere a la tierra dada a los campesinos en usufructo (no podía ser vendida) después de la abolición de la servidumbre en 1861. Esta tierra era propiedad comunal y se redistribuía periódicamente entre los campesinos para su cultivo. Nadiel en Rusia y ejidos en México, como se ve, tienen fuertes similitudes]. Las características distintivas de este tipo son: agricultura insignificante en una parcela de tierra, imposibilidad de existir sin la venta de la fuerza de trabajo, y un nivel de vida extremadamente bajo. Nuestra bibliografía contiene frecuentemente una comprensión demasiado estereotipada de la proposición teórica de que el capitalismo requiere del trabajador libre y sin tierra. Esta proposición es correcta como indicación de la tendencia principal, pero el capitalismo penetra en la agricultura en forma particularmente lenta y en formas muy variadas. La asignación de tierra al trabajador rural muy a menudo favorece los intereses de los patrones rurales mismos, y ésta es la razón por la cual el trabajador rural poseedor de tierra es un tipo de que se encuentra en todos los países capitalistas. Al clasificar a los campesinos indigentes como proletariado rural no estamos diciendo nada nuevo, sólo los economistas narodnik persisten en hablar del campesinado en general, como de algo anticapitalista. 6) El intermedio entre estos tipos de campesinado posteriores a la Reforma es el campesinado medio que quizás cubre su mantenimiento sólo en los mejores años, y su posición es extremadamente precaria. En la mayoría de los casos, el campesino medio no puede cubrir sus necesidades sin recurrir a préstamos, a ser pagados con la venta de la fuerza de trabajo. Todas las malas cosechas arrojan masas de campesinos medios a las filas del proletariado. (181)

 

Foto
Portada de la edición de Moscú, en inglés, del libro de Lenin

Lo que Lenin llama proletariado rural (campesino con tierra) es lo que todos los autores de PPC (con la excepción de Henry Bernstein) llaman campesinos. Su tesis sobre la proletarización del campesinado es sólo un cambio de etiquetas. Lenin percibió la simbiosis entre el capital agrícola y los trabajadores poseedores de tierra, pero no la vinculó con la estacionalidad. Confronta sus hallazgos con la posición habitual que postula que el capitalismo requiere trabajadores libres, sin tierra. Su explicación implícita del predominio en la agricultura de los trabajadores con tierra, debido a que el capitalismo penetra lentamente en la agricultura, es un razonamiento circular. Paradójicamente, para explicar por qué el trabajador rural con tierra está presente en todos los países capitalistas, recurre a los intereses de los empleadores rurales. Esto está ligado a la tendencia, señalada por Gorän Djurfeldt, observada entre latifundistas, de dividir partes de su tierra en parcelas e instalar a sus trabajadores en ellas. Djurfeldt añade que esto se complementa con medidas legislativas como la British Small Holding Act de 1892, el Danish husmandsbevaegelse y el sueco egnahemsrörelse. Luego añade que es una forma de disminuir el costo del trabajo en una empresa capitalista, que en tiempos más recientes también ha sido el objetivo específico de las reformas agrarias en muchos países latinoamericanos. (Classical discussions of capital and peasantry: a critique, en J. Harriss (ed.) Rural Development: Theories of peasant economy and agrarian change, Londres, Routledge, 1982). Lenin se confrontó (en el mismo libro, sección X del capítulo IV) con la teoría de los narodniks (populistas) de la liberación del tiempo de invierno. Describe así la esencia de esta teoría de N.F. Danielson, referido como N.-on o Nicolai-on, compartida con sus colegas:

“Bajo el sistema capitalista la agricultura se convierte en una rama económica separada, sin conexión con los demás. Sin embargo, no se lleva a cabo en todo el año, sino sólo durante cinco o seis meses. Por lo tanto, la transformación de la agricultura en capitalista lleva a ‘la liberación del tiempo de invierno’, a la ‘limitación del tiempo de trabajo de la clase agrícola a parte del año, lo que es la causa fundamental del deterioro de las condiciones económicas de las clases agrícolas.”

Lenin ataca esta teoría. La segunda parte de la primera frase de su ataque podría aplicarse también a mi teoría: Aquí está toda esta célebre teoría, que fundamenta las conclusiones históricas y filosóficas más radicales únicamente en la gran verdad de que los empleos agrícolas se distribuyen de manera muy desigual a lo largo del año. La crítica de Lenin recordará al lector de PPC la crítica de Bernstein (capítulo 5) a mi teoría, que también se basa en esta gran verdad. Lenin califica la teoría de Danielson como postulado desmesuradamente estrecho y abstracto. Para mostrar esto “indica cinco aspectos del proceso real que se pierden totalmente de vista, o son subestimados por nuestros narodniks (populistas)”. Es difícil juzgar la coherencia del argumento de Lenin sin acceso a las obras de Danielson. Al parecer no están disponibles en inglés, español o francés. A. Hussain y K. Tribe (Marxism and the Agrarian Question, MacMillan, Londres, 1983) citan el libro La economía rusa después de la emancipación campesina, de Danielson, en alemán. La polémica es interesante e importante. La abordaré con detalle en la próxima entrega.

julioboltvinik.org

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, México S.A.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s