El caos en la gasolina

Negocios y Empresas

El caos en la gasolina

Miguel Pineda

El gobierno juega con fuego en materia de hidrocarburos y, en especial, en el caso de las gasolinas. Por un lado, abre el mercado a la iniciativa privada para que compre en el extranjero y lo venda directamente o a través de terceros; pero, por otro, manipula los impuestos, pierde el control de los ductos frente al crimen organizado y trae un gran desorden en Petróleos Mexicanos (Pemex), que cada vez produce menos gasolina.

En materia de impuestos, además del IVA, cobra el IEPS y lo cambia a capricho. Una semana lo fija en cierta cantidad, y a la siguiente lo cambia de acuerdo con consideraciones políticas. A comienzos de este año el precio de la gasolina Premium aumentó 20.1 por ciento, la Magna 14.2 y el diésel 16.5. Se suponía que a partir de ese momento se ajustarían los precios a los niveles de Estados Unidos, más el IEPS correspondiente, pero a final de cuentas las autoridades consideraron que la presión social no aguantaría y dejaron los precios casi al mismo nivel.

De entonces a la fecha el IEPS se mueve según el humor de los funcionarios públicos, y no sería raro que cuando se acerque la elección del estado de México el Presidente decida bajar dicho impuesto para dar la impresión de que la economía avanza sin contratiempos y de que la inflación está controlada.

Otro problema grave es el robo de combustibles de los ductos en zonas estratégicas, como Puebla e Hidalgo. Ya no se trata de individuos que hurtan el equivalente a un camión-cisterna para venderlo en la carretera, sino de bandas organizadas que controlan cerca de 10 por ciento del combustible que pasa por algunos ductos y que venden a través del mercado formal de gasolineras. Para colmo de males esos grupos tienen la capacidad para generar caos, incendiar ductos en lugares estratégicos y dejar parte del país sin combustible, si es que el gobierno los quiere controlar.

Como los vicios aquí señalados, Pemex vive una situación de crisis financiera y operativa que no podrá resolver a corto ni mediano plazos, lo cual, sin duda, afectará su operación y perjudicará a la inversión pública y privada en el sector.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Banqueros y otras Ratas, México S.A., PEMEX. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s