El cuñado de Calderón obtuvo contratos de Pemex, CFE, IFE, IPAB, Banobras e IMSS

El cuñado de Calderón obtuvo contratos de Pemex, CFE, IFE, IPAB, Banobras e IMSS

De 2002 a 2005 Diego Zavala ganó mil 595 millones y pagó impuestos por 35.7

Los datos constan en el reporte de Hildebrando SA al Servicio de Administración Tributaria

ROBERTO GONZALEZ AMADOR Y JUAN BALBOA

http://linkis.com/www.jornada.unam.mx/z3ckT

La empresa de Diego Hildebrando Zavala Gómez del Campo, cuñado de Felipe Calderón Hinojosa, candidato presidencial del Partido Acción Nacional (PAN), obtuvo en 2005 ingresos -principalmente por servicios prestados al gobierno- por 683 millones 447 mil 895 pesos, sin haber pagado impuestos por esas operaciones, según consta en la declaración fiscal presentada a la Secretaría de Hacienda el 3 de abril de 2006.

Este no es un comportamiento atípico de la empresa de los hermanos Zavala Gómez del Campo, en la que también participa como propietaria Margarita Zavala, esposa de Calderón Hinojosa. Entre 2002 y 2005, la compañía reportó al Servicio de Administración Tributaria, ente público encargado de la recaudación de impuestos, ingresos por mil 595.1 millones de pesos, pero sólo pagó impuestos por 35.7 millones en el mismo periodo, según las declaraciones electrónicas hechas ante el SAT, en poder de este diario.

Una empresa regularmente paga impuestos por 30 por ciento de la utilidad que obtiene. En las empresas de los hermanos Zavala las declaraciones reflejan operaciones financieras y contables -como la deducción anticipada de inversiones- para cerrar el ejercicio sin pagar al fisco.

En los últimos años, mientras crecía el volumen de su negocio, los pagos al fisco de Hildebrando SA de CV, como se llama una de las múltiples empresas de los hermanos Zavala, se han vuelto cada vez más pequeños, hasta desaparecer, como ocurrió en el último ejercicio fiscal.

En 2002, reportó al SAT ingresos por 127.2 millones de pesos y enteró impuesto sobre la renta (ISR) de 9 millones. En 2005, los ingresos crecieron 437 por ciento, en comparación con 2002, año anterior al que Calderón se incorporara al gabinete, hasta alcanzar 683.4 millones de pesos y un pago de ISR de cero pesos por el ejercicio.

Empresario modesto, socio con sus hermanos de una pequeña compañía proveedora de servicios. Ese era el perfil de Diego Hildebrando Zavala Gómez del Campo en los negocios. Su suerte y la de sus hermanos como empresarios cambió hace unos pocos años, al tiempo que su cuñado y hoy candidato presidencial del PAN se convirtió en secretario de Energía.

La compañía de los Zavala obtuvo contratos de empresas como Pemex, entidad regida por la Secretaría de Energía, en el periodo en que Felipe Calderón fue titular de esa cartera entre septiembre de 2003 y mayo de 2004, de acuerdo con reportes de la Secretaría de la Función Pública (SFP). Durante el paso de Calderón por esa secretaría la empresa de su esposa obtuvo 20 contratos del gobierno, 11 con la empresa petrolera estatal.

Hildebrando SA de CV, compañía proveedora de servicios informáticos y de gestión de bases de datos, tiene clientes selectos en el sector público: Petróleos Mexicanos, Comisión Federal de Electricidad, Luz y Fuerza, Instituto Federal Electoral, Instituto para la Protección al Ahorro Bancario, Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (del que Calderón fue director entre febrero y septiembre de 2003) o el Instituto Mexicano del Seguro Social y la Secretaría de Desarrollo Social. De estas entidades la mencionada compañía ha recibido contratos, de acuerdo con información gubernamental que puede ser verificada en el servicio electrónico CompraNET, que depende de la SFP.

También ha obtenido contratos de la empresa Integradora de Servicios Operativos SA de CV, auténtica caja negra del actual gobierno federal. Se trata de una compañía constituida en 1993, que administra los cobros que hace el Estado por derechos de trámite aduanero. En ella están involucrados el actual secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, y el candidato a senador del PAN Santiago Creel. Fue creada bajo la figura de fideicomiso y, con ese argumento, el grupo compacto que controla Hacienda se ha negado a permitir que sea auditada.

El martes pasado, en el debate entre candidatos a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Por el Bien de Todos, aseguró que el cuñado de Felipe Calderón se beneficiaba de contratos gubernamentales y que no reportaba impuestos al fisco. El abanderado panista negó la afirmación, pero no soportó su dicho en ninguna prueba.

Ayer fueron exhibidos cientos de documentos, todos reproducción facsimilar de actas constitutivas, notificaciones al Registro Público de la Propiedad, contratos celebrados con el gobierno federal y, sobre todo, 104 páginas con las declaraciones fiscales de las empresas de los hermanos Zavala en los últimos años, que documentan la forma en que los negocios han prosperado recientemente, la magnitud del volumen de operaciones con el gobierno y el no entero de impuestos a Hacienda. Todos estos folios fueron presentados al público por el Partido de la Revolución Democrática y se pueden consultar en http://www.lopezobrador.org.mx.

”Tenemos una caja con las declaraciones fiscales de las empresas”, comentó Claudia Sheinbaum, una de las voceras de la campaña de López Obrador. ”Hace una semana y media llegó esa información al partido”, agregó.

La Jornada buscó a lo largo del miércoles a Diego Hildebrando Zavala Gómez del Campo para conocer su punto de vista sobre esta serie de documentos, pero no hubo respuesta a la petición.

Felipe Calderón tuvo oportunidad de exponer su opinión sobre los documentos relacionados con los negocios de la empresa en que participa su esposa. Fue en el programa Atando cabos, de la periodista Denisse Maerker, en Radio Fórmula. Participaba Sheinbaum, quien detallaba la serie de documentos sobre los negocios de los hermanos Zavala. La conductora informó que el candidato panista estaba en la línea, a la espera de ser entrevistado, pero éste cortó la llamada.

Hildebrando SA de CV es una empresa familiar constituida el 27 de agosto de 1986 ante Joaquín Talavera Sánchez, notario 50 del Distrito Federal. Diego Zavala tiene 60 por ciento del capital y los hermanos Pablo, Rafael, Mercedes y Margarita (esposa de Calderón esta última) detentan 10 por ciento cada uno. El asiento ante el Registro Público de la Propiedad fue autorizado el 2 de diciembre de 1986.

De 1986 a 1996, tuvo un desempeño modesto. Es a partir de 1997, y hasta 2003, año en que Felipe Calderón fue integrado al gabinete, que Diego Zavala forma al menos 19 empresas para proveer servicios al gobierno. Los contratos se multiplicaron de 2003 a 2005. Mientras que en 1996 logró ventas por 23 millones de pesos, en 2005 las elevó a 992 millones, aunque hay claras inconsistencias en la información que reporta al público y la que hace del conocimiento del SAT.

Es el caso típico de 2005: Hildebrando SA de CV afirma en su página de Internet que ese año logró una facturación por 992.1 millones de pesos. Al SAT, en cambio, reportó ingresos por 683.4 millones, como consta en la declaración electrónica de impuestos.

En el periodo en que Calderón Hinojosa fue secretario de Energía, Hildebrando SA de CV obtuvo 11 contratos de empresas del sector energético, de acuerdo con los registros de Compranet.

En el historial de la compañía se observan algunas inconsistencias. Por ejemplo, una de sus direcciones es ”Durengo (sic) 145, Piso 4to, No EXT 195”, colonia Roma en la ciudad de México. En esa colonia existe una calle Durango, pero no ”Durengo”. La alteración de direcciones fiscales por una o varias letras es una forma típica de eludir al fisco. Aun con esa falla evidente, el gobierno federal ha asignado cientos de contratos a esa empresa. Hildebrando reporta varios domicilios fiscales. Para recibir pagos, Paseo de la Reforma 295, piso 10; para declarar al SAT, Guamúchil, Casa 4, UH Iztacalco, casa de interés social; como proveedor de Pemex, la citada “Durengo”, y para reportar sus impuestos de nómina, Sinaloa 107-303, colonia Roma. De acuerdo con su página de Internet, Hildebrando SA de CV tiene mil 300 empleados. En sus declaraciones fiscales, el pago de impuesto sobre nómina equivale a dos salarios mínimos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Corrupción, PANazis. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s