Ayotzinapa dos años: ¡Fue el Estado!

Ayotzinapa dos años: ¡Fue el Estado!

–Faltan 43 y otros 28 mil

–Aristóteles Núñez, fiscal anticorrupción

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Si el Estado oculta, destruye, desdeña, obstaculiza, manipula y fabrica evidencias de un hecho criminal que involucra a su aparato represivo, entonces la conclusión es una sola: Fue el Estado.

Y a dos años del asesinato de seis personas y la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero, no hay manera de no culpar de esta barbarie al Estado mexicano, cuya “verdad histórica” descansa en mentiras.

Fue el Estado aun con 130 involucrados en prisión, incluyendo el alcalde perredista José Luis Abarca y su esposa, María de los Angeles Pineda Villa, hermana de los supuestos líderes de Guerreros Unidos, el grupo criminal que habría recibido de policías municipales a los jóvenes que luego supuestamente ordenó incinerar en el basurero de Cocula.

Fue el Estado, porque el responsable de la investigación de la Procuraduría General de la República (PGR), Tomás Zerón de Lucio, en vez de ser sujeto a proceso por “sembrar” evidencias y someter a tortura a varios de los involucrados, dejó su cargo para ser protegido por su amigo Enrique Peña Nieto.

Fue el Estado porque, en lugar de llamarlos a testificar para esclarecer los hechos, la Presidencia de la República protege y solapa a mandos y tropa militares implicados, como el general Alejandro Saavedra Hernández, jefe de la 35 Zona Militar, de Chilpancingo, y el coronel José Rodríguez Pérez, comandante del 27 Batallón con sede en Iguala.

Fue el Estado porque, tras los hechos de Iguala, Saavedra Hernández fue ascendido de general brigadier a general de división, mientras que Rodríguez Pérez pasó de coronel a general de brigada.

Fue el Estado porque sólo eso explica el coro mediático para descalificar toda opinión que pone en entredicho la verdad oficial que involucra a autoridades federales, estatales y municipales, incluidas las militares que en Guerrero tienen una turbia historia.

Fue el Estado, porque desde las altas esferas del poder político, castrense y mediático se acosó y se expulsó del país al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) por derrumbar la “verdad histórica”.

Fue el Estado porque, consumada la desaparición, el gobierno de Peña Nieto redujo la barbarie a un asunto “local”, como lo definió el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien ahora en pos de su campaña presidencial se cuelga del dolor: “Ni olvido para las víctimas ni perdón para los culpables”.

Fue el Estado porque, pese al involucramiento del exgobernador Ángel Aguirre Rivero, mandos estatales y municipales policiacos como Huitzuco, donde Rubén Figueroa es el cacique, la autoridad federal ha sido omisa y encubridora.

Fue el Estado porque en Guerrero, el estado de la República donde el Ejército es el auténtico poder, en vez de disminuir, prospera la siembra, cosecha, procesamiento y distribución de mariguana y amapola.

Y mientras no aparezcan todos los 43 jóvenes de la Escuela Normal Isidro Burgos, mientras siga el encubrimiento, la conclusión seguirá siendo la misma: Fue el Estado.

La tragedia, lamentablemente, no es sólo de 43 muchachos y sus familias. Los desaparecidos se multiplican casi por 700: Hay en México, oficialmente, 27 mil 887 personas cuyos familiares no saben dónde están…

Apuntes

Aristóteles Núñez, el exjefe del Sistema de Administración Tributaria (SAT) de Luis Videgaray, es perfilado en el Senado para ser el fiscal anticorrupción de la PGR. El PRI lo promueve y supuestamente es avalado en principio por el PAN, creador del Sistema Nacional Anticorrupción, del que el fiscal es una posición clave. Sandoval Núñez armó los expedientes contra exgobernadores priistas como Javier Duarte, quien hoy lunes fue suspendido de sus derechos políticos en el PRI presidido por Enrique Ochoa Reza, exhibido ya también como corrupto. Aristóteles dejó en el SAT a Osvaldo Santín Quiroz, subordinado suyo en el Estado de México, ambos bajo las órdenes de Videgaray. El año pasado, el PAN tenía como candidato a la fiscalía anticorrupción al director general del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), Rafael Estrada Michel, hijo del magistrado Rafael Estrada Sámano, a su vez hijo de Rafael Estrada Iturbide, fundador de ese partido… Más que el debate Hillary-Trump, lo relevante es la firma de la paz en Colombia tras 52 años de guerra civil…

Comentarios en Twitter: @alvaro_delgado

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Guerrero, Peña Nieto, PRD, PRInosaurio. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s