Osorio Chong, con las horas contadas

Osorio Chong, con las horas contadas

Osorio Chong, con las horas contadas

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Foto: Cuartoscuro.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Foto: Cuartoscuro.

*Estaba lista su salida de Gobernación

*El tropezón de Videgaray la pospuso

Durante los primeros días de septiembre, la decisión en Los Pinos ya estaba tomada: Miguel Ángel Osorio Chong, el burócrata político que despacha en Gobernación, sería removido de su cargo. Peña Nieto evaluaba cuál sería su destino, pero la visita atropellada, desafortunada y agraviante de Donald Trump, detuvo, por el momento, la salida del hidalguense de Bucareli.

¿Por qué se frenó este cambio clave en el gabinete?

Debido a que el huracán Trump tuvo tanta fuerza que le alcanzó para descabezar, nada menos, que al funcionario más influyente y cercano del Presidente: Luis Videgaray, quien en un ataque de locura, craneó y operó la visita del candidato republicano sin saber que con el paso de las horas, ese lance absurdo le costaría el cargo en Hacienda.

La salida de Osorio Chong de Gobernación estaba programada, justamente, entre el martes 6 y el miércoles 7 de septiembre pasados.

Sin embargo, la visita de Trump, una semana antes, había provocado un terremoto político-social en el país y dentro del gabinete peñista. Sus efectos colaterales habían sido devastadores, llegando las consecuencias a la oficina del todopoderoso secretario de Hacienda, que no tenía otra salida más que su renuncia, ocurrida, precisamente, ese día siete.

Y esas consecuencias escalaron en la semana siguiente a la visita de Donald Trump, alcanzando su clímax en las horas previas al día en que estaba programada la salida de Osorio Chong de Gobernación.

¿Qué ocurrió entonces?

Pues que ante el inevitable sacrificio de Luis Videgaray, haber anunciado también la salida de Osorio Chong provocaría una crisis de gabinete profunda y de alto riesgo, mutilando ambos brazos – el financiero y el político- a Enrique Peña Nieto que, manco de operadores, habría profundizado la crisis político-diplomática en la que estaba – y continúa- hundido su gobierno.

No era pertinente anunciar, el mismo día, a la misma hora y en el mismo lugar (Los Pinos), los despidos del secretario de Hacienda y el de Gobernación. En cuanto a imagen presidencial, era aceptar el fracaso en ambos terrenos y debilitar, todavía más, la figura de sí empequeñecida del actual presidente de México.

Por eso se frenó – de momento, insistimos- la salida de Osorio Chong de la secretaría de Gobernación, y se atendió lo más urgente: remover a Videgaray para paliar el negativo efecto Trump, que era lo más necesario para el país, y que reclamaba un precio a pagar del presidente de la República por la ofensa sufrida, y ese precio tenía nombre y apellido: Luis Videgaray.

Y por eso Videgaray se tuvo que ir.

Y por eso, Osorio Chong se quedó en Gobernación.

De momento, pues.

*****

¿Salvó el pellejo Osorio Chong con la salida de Videgaray del gabinete?

La respuesta es no.

En Los Pinos, permanece la molestia en contra del hidalguense por la manera, sobre todo, como ha llevado las contras a Aurelio Nuño en torno a la Reforma Educativa, cada vez más apagada en la praxis. Enojo, porque en el caso de Chiapas, Osorio habría insinuado a la CNTE que dicha reforma ya no operaría.

De allí la inconformidad en Los Pinos contra Osorio Chong.

Sin embargo, Peña Nieto tiene un dilema:

¿A dónde enviar a Osorio Chong al sacarlo de Gobernación?

Con todas sus limitantes políticas y personales – no es un personaje con carisma ni mucho menos brillante, es un tanto torpe al expresarse y transmite muy poco a la hora del discurso-, Osorio Chong es el mejor posicionado del PRI en las encuestas rumbo al 2018.

Cómo estará de flaca la caballada priista que Osorio Chong, el clásico ejemplo del burócrata político de mediana estampa, está en la posición más ventajosa en comparación al resto de sus compañeros de partido, sin que ello signifique, ni mucho menos, una garantía de triunfo para el PRI en 2018. Muy al contrario.

¿Qué haría entonces Peña Nieto con Osorio? Sólo tiene dos sopas:

Si lo saca de Gobernación para enterrarlo o desterrarlo políticamente, enviándolo a una secretaría con menor peso político o a una embajada, equivaldría a darse un tiro en el pie: eliminar, de un tajo, al priista mejor posicionado en las encuestas, con el riesgo de una rebelión interna priista, cada vez más marcada por la manera como Peña Nieto está gobernando. Cierto: hoy por hoy, Peña es el lastre mayor del PRI.

Si lo saca de Gobernación para fortalecerlo, sería una mensaje claro de que el hidalguense va en caballo de hacienda rumbo a la candidatura presidencial del PRI, aun en contra de las simpatías personales de Peña Nieto. Así se hubiera interpretado si Osorio fuera enviado a la Sedesol, aunque ya sabemos que esa posición la ocupa Luis Miranda, compadre del alma de Peña Nieto, y por eso se antoja muy difícil que vuelva a haber un enroque en esa misma posición.

Entonces, ¿qué hacer con Osorio Chong?

Ese es el dilema de Peña Nieto.

*****

La salida de Miguel Ángel Osorio Chong de Gobernación, ya estaba decidida para la primera semana de septiembre, después del Informe…pero el efecto Trump alteró los planes en Los Pinos. En lugar de Osorio se tuvo que ir Videgaray ante el resbalón diplomático. Y no era conveniente fulminar, al mismo tiempo, a los dos titulares de las dos secretarías más importantes del gobierno federal.

Considerando esta decisión presidencial, parece que Osorio Chong está viviendo tiempos extras en Gobernación. Trabaja con las horas contadas y sin la confianza absoluta de Los Pinos. Empero, es el priista mejor posicionado en las encuestas presidenciales.

¿Qué hacer, pues, con Osorio Chong ahora?

Peña Nieto tendrá la decisión final.

TW: @_martinmoreno

FB / Martin Moreno

Esta entrada fue publicada en Peña Nieto, PRInosaurio. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s