Enferma patológica de corrupción Angélica Rivera…

Néstor Maldonado

TODO PARECE INDICAR REINCIDENCIA DE “LA GAVIOTA” EN CONFLICTO DE INTERESES, LO QUE MUESTRA A UNA SEDICENTE “PRIMERA DAMA” AMBICIOSA E INSENSIBLE, CON PROCLIVIDAD DELICTIVA CARROÑERA CON AFINIDAD SICOLÓGICA A LA PROYECCIÓN DE SU APODO.
Esta entrada fue publicada en Corrupción, Peña Nieto, PRInosaurio. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s