No me hablen del paraiso… como México no hay dos

Y El Poeta del Nopal culmina la ironía:

“Entre millones de hambrientos,
según ciertas mediciones,
afirman, sin restricciones:
fregados… pero contentos;
hay escasez de alimentos
y aumentos sin previo aviso,
mientras el pueblo sumiso
repite a una sola voz:
como México no hay dos
¡no me hablen del Paraíso!”

Roban, garrotean, torturan… ¡la corrupción son ellos!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Paco Rodriguez, Rimas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s