Videgaray: 4-0… Justicia infame… Dólar: 19.10 = 1

México SA

Videgaray: 4-0

Justicia infame

Dólar: 19.10 = 1

Carlos Fernández-Vega

Mal y de malas, en 2016 la economía mexicana crecerá menos de lo originalmente previsto por el ministro del (d) año y su Secretaría de Hacienda, con una tendencia a que la desaceleración se profundice en los próximos meses del año. Será, pues, el cuarto año consecutivo del gobierno peñanietista en el que la estimación oficial no soporta la mínima prueba de la situación real: cuatro años, cero resultados.

La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcenas (mexicana, por cierto) es un poco más generosa y considera que el país enfrentará fuertes presiones por los menores ingresos provenientes de las exportaciones de petróleo y el recorte al gasto público. Otro factor que pondrá presión a la economía mexicana es el proceso electoral en Estados Unidos. Si se recupera la economía estadunidense un poco más, sobre todo después de las elecciones de este año, creo que esa va a ser una señal importante, ver primero quién gana, segundo qué tipo de políticas van a traer y si va a ser más integracionista o menos (La Jornada, Julio Reyna Quiroz).

Pero más allá de los comentarios, la Cepal presentó su balance de la economía mexicana, como parte de su recién divulgado estudio anual de América Latina y el Caribe, de los que se toman los siguientes pasajes.

La economía mexicana tendrá un crecimiento de 2.3 por ciento, levemente inferior al registrado en 2015. Entre los factores que inciden directamente en este escenario se encuentran el desempeño negativo del sector manufacturero de Estados Unidos (altamente vinculado a las exportaciones mexicanas); la inestabilidad económica y financiera internacional; la disminución de la producción de petróleo de México y el bajo precio de la mezcla mexicana, lo que reduce los ingresos y el gasto público y genera una leve desaceleración del consumo interno en la segunda parte del año.

Para 2016 también se prevé que la inflación interanual a diciembre alcance 3 por ciento; la tasa de desempleo nacional se ubique en 4 por ciento; el déficit fiscal llegue a alrededor de 3 por ciento del PIB, y el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos sea de 3.1 por ciento del PIB.

Se observan indicios de desaceleración para los próximos meses en los indicadores oportunos y adelantados de manufacturas y servicios. Se estima que el Brexit tendrá un impacto económico directo mínimo en México a corto plazo, aunque el efecto más importante puede llegar de manera indirecta por las consecuencias que este acontecimiento tenga en Estados Unidos (principal socio comercial de México) y de la incertidumbre financiera internacional.

En los primeros cinco meses del presente año los ingresos presupuestarios del sector público fueron 14.1 por ciento mayores, en términos reales, a los registrados en el mismo lapso de 2015. Los petroleros cayeron 11.7 por ciento y los no petroleros aumentaron 19.7. Entre estos últimos sobresalió el crecimiento de los no tributarios (152.5 por ciento), principalmente vinculados a los recursos por el remanente de operación del Banco de México. La recaudación tributaria aumentó 9.5 por ciento en comparación con las cifras del mismo periodo de 2015.

El gasto público neto pagado en igual lapso apenas se movió 0.1 por ciento. Destacó el retroceso de 18.8 por ciento de la inversión física realizada y el aumento de 17.7 del costo financiero del sector público (todas las cifras en términos reales). Con ello, entre enero y mayo de 2016 se registró un superávit acumulado cercano a 73 mil millones de pesos.

De enero a mayo de 2016 las exportaciones totales disminuyeron a una tasa anual de 5 por ciento, como resultado de una reducción de 2.6 por ciento en las exportaciones no petroleras y una caída de 38.7 en las petroleras. Respecto de las primeras, las dirigidas a Estados Unidos (83.3 por ciento del total exportado) cayeron uno por ciento y las canalizadas al resto del mundo, 9.6.

El valor de las importaciones totales bajó 2.9 por ciento debido a descensos anuales de 1.5 por ciento de las importaciones no petroleras, y de 17.6 de las petroleras. Las importaciones de bienes de consumo, de uso intermedio y de capital retrocedieron en términos anuales (6.1, 1.8 y 6.3, respectivamente). Con ello, la balanza comercial presentó un déficit de 6 mil 592 millones de dólares durante los cinco primeros meses del año (casi el doble el saldo negativo del mismo periodo de 2015).

Durante el primer trimestre de 2016 el flujo de inversión extranjera directa se aproximó a 8 mil millones de dólares. Las remesas familiares hacia México en los primeros cuatro meses del año alcanzaron 8 mil 400 millones de dólares, 8.5 por ciento más respecto del mismo lapso de 2015. Los ingresos de divisas por turismo internacional ascendieron a 6 mil 778 millones, 7.4 por ciento más que en el primer cuatrimestre de 2015. Con ello, la actividad turística se convirtió en la cuarta fuente de recursos del país después de las exportaciones automotrices, la IED y las remesas.

De concretarse las proyecciones para 2016, la tasa anual promedio de crecimiento económico en los primeros años de gobierno de Enrique Peña Nieto a duras penas alcanzaría 2 por ciento y el producto interno bruto por habitante 0.8 por ciento.

Las rebanadas del pastel

Parece que los mexicanos obligadamente tienen que implorar, llorar, irrumpir en actos en los que participan los responsables de la seguridad del país, exigir de rodillas la atención que por ley corresponde a los ciudadanos, protagonizar videos que son difundidos en todas las redes sociales y algo más, para que la autoridad cumpla con su función. Ese fue el último recurso de una desesperada madre en su intento por recuperar a su hija secuestrada. La Procuraduría General de Justicia de Hidalgo –estado donde se registró el ilícito– nada hizo ni le importó, pues la denuncia presentada se perdió en el ancho mar de la burocracia, donde todo funciona con dinero, y mucho. Pero tras recurrir al último recurso, la madre recuperó a su hija unas cuantas horas después de que al más alto nivel federal se giró la instrucción. Entonces, es infame tratar así a las víctimas de la delincuencia y, también, del putrefacto aparato de procuración de justicia. Y todavía el cínico gobernador hidalguense, Francisco Olvera, se da el lujo de calificar a la madre de la víctima de un poquito protagónica. Es una vergüenza. No sirve de mucho, pero va un abrazo solidario para las señoras… Y el billete verde ayer se vendió a 19.10 pesos, cada día más cerca de la llamadafrontera sicológica de las veinte unidades.

Twitter: @cafevega

Esta entrada fue publicada en México S.A.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s