Industria en la lona… Merma producción … Cierra dólar a 18.83 pesos

México SA

Industria en la lona

Merma producción

Cierra dólar a 18.83 pesos

Carlos Fernández-Vega
.

En los últimos 30 años México pasó de ser una potencia industrial en construcción –que alentaba el crecimiento e impulsaba el nivel de bienestar de la población– a una simple nación prestadora de servicios de todo tipo (legales e ilegales), porque a los distintos gobiernos implicados en dicho periodo (en realidad uno solo con seis caretas distintas) se les ocurrió que la mejor política industrial es no tener ninguna.

México importa cada día más –especialmente para poder exportar– y en el olvido han quedado aquellos sectores productivos nacionales que empujaban la industrialización nacional, abastecían el mercado interno y exportaban excedentes. ¿Cómo va el sector industrial del país? Cada día más débil, y en este sentido el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) nos ofrece un paseo por la realidad sectorial. Va, pues.

El escenario económico planteado por la actividad industrial de México es complejo para lo que resta de 2016. El crecimiento anual acumulado de los primeros cinco meses del año fue de apenas 0.7 por ciento, contra 1.2 por ciento del mismo periodo de 2015, con lo cual el ciclo industrial continúa su tendencia a la baja y con ello se profundiza la pérdida de capacidades productivas del país.

Los componentes de la industria mostraron incrementos acumulados durante mayo de 3.2 por ciento para electricidad, agua y gas; 2.5 en construcción; 1.4 en las manufacturas, y una caída de 3.5 en la minería. Con estos resultados, únicamente el primero de los sectores citados presentó un ciclo económico con tendencia positiva, mientras el de la construcción frenó su avance. Para el resto de los sectores industriales, así como para el indicador total, sus ciclos continúan a la baja.

De manera particular, la industria manufacturera mostró un crecimiento anual de 0.8 por ciento durante mayo de 2016, aun menor al 0.9 registrado en el mismo periodo del año anterior, con lo cual desde mediados de 2015 se ha profundizado la desaceleración del sector.

Lo delicado de lo anterior es que al mantenerse esta debilidad por un periodo prolongado continúan perdiéndose las capacidades productivas de la industria nacional. El menor ritmo de crecimiento sectorial es reflejo de la menor generación de inversión y que por tanto no sólo implicará un elemento poco favorable en la coyuntura, sino que la pérdida del potencial de producción industrial será un elemento que continuará inhibiendo el crecimiento de la economía a mediano y largo plazo.

Si bien la actividad industrial mostró resultados poco favorables durante mayo, se debe tomar en cuenta que estos se dan aun antes de los efectos que puedan provocar durante los próximos meses decisiones como el recorte al gasto de gobierno, el alza en las tasas de interés, el incremento en precios de la energía eléctrica para las empresas y los combustibles, el freno a la inversión, el consumo y las exportaciones, así como la volatilidad e incertidumbre provocada por la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

El menor ritmo de avance de la industria se dio desde mediados del año anterior, por lo que los factores coyunturales internos y externos podrían exacerbar la disminución de la dinámica de la planta productiva. Ello reafirma el menor desempeño de la actividad productiva nacional, donde el débil crecimiento económico y la contracción que muestra el sector industrial de Estados Unidos continúan siendo factores que inhiben la reactivación productiva de México.

La industria manufacturera mantiene estancado su ritmo de avance; el crecimiento anual de 0.8 por ciento durante mayo del presente año frente a 0.9 en el mismo periodo de 2015 ha implicado que desde mediados del 2015 se profundice la desaceleración de las manufacturas.

Los sectores con mejor desempeño en el incremento anual acumulado hasta mayo de 2016 son equipo de cómputo y electrónico, con 7.4 por ciento; bebidas y tabaco, 7.1; maquinaria y equipo, 6.4; productos metálicos, 6.2; e industria del plástico y hule, 5.4. En contrasentido, en lo que va del año química cayó 1.1 por ciento; metálicas básicas, -1.7; derivados de petróleo y carbón, -1.8; impresión, -2.5; equipo de transporte, -3.2; y madera, -6.3.

La industria alimentaria mantiene una tendencia positiva, aunque se desacelera con respecto al desempeño previo. Con ello, el crecimiento anual del sector, al cierre de mayo, fue de 2.3 por ciento, que genera un incremento acumulado anual de la misma magnitud. Este resultado puede verse mermado en los próximos meses debido a la menor dinámica del consumo privado en el mercado interior, así como la desaceleración en general de la economía que configura un escenario poco favorable para la segunda mitad del año.

El rubro de fabricación de insumos textiles y acabado de textiles continúa perdiendo fuerza, durante mayo la tasa de crecimiento anual fue negativa: -2.5 por ciento, con lo cual en lo que va de 2015 el incremento anual acumulado hasta el mismo mes es de 1.1 por ciento. Este sector debe asumir el desafío que representan las importaciones, ya que, en sentido contrario, el correspondiente a la fabricación de productos textiles y prendas de vestir, muestran un desempeño más favorable, evidenciando uno de los problemas estructurales frente a la falta de políticas de desarrollo industrial del país: la ruptura de cadenas productivas.

La debilidad general de la industria ahora también afecta al sector de la fabricación de productos metálicos, ya que a pesar de mostrar un crecimiento anual favorable durante mayo con una tasa de 6.4 por ciento, su tendencia frena su ritmo de avance y se encuentra a la baja. Con ello, el sector acumuló 6.2 por ciento de crecimiento en lo que va del año.

Esa rama industrial también evidencia cómo, a pesar de la menor dinámica de la fabricación de insumos, es posible continuar con tasas significativas en las manufacturas de productos, debido a la ruptura de los encadenamientos productivos del sector de metálicas básicas, así como la mayor demanda de insumos importados.

Otras industrias manufactureras presentan una tendencia que disminuye el ritmo de avance. Si bien su desempeño continúa al alza, durante mayo de 2016 se presentó una menor dinámica de crecimiento anual con una tasa de 1.7 por ciento, frente a 6.4 registrado en el mismo mes del año anterior. Con ello el aumento acumulado anual entre enero y mayo del presente año fue de 4.2 por ciento.

Las rebanadas del pastel

Ahora Múnich, y contando… El billete verde cerró semana en 18.83 minusválidos pesitos.

Twitter: @cafevega

Anuncios
Esta entrada fue publicada en México S.A.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s